viernes, 26 de septiembre de 2014

Qué vestir en un viaje.

¡Hola personas humanas!
Reempezamos ronda, por lo tanto aquí estoy una semana más para daros algunas ideas para vuestros looks diarios. Como habéis podido apreciar en el título, hoy os voy a dar cierta orientación sobre qué llevar en un viaje.
Esta entrada está especialmente pensada para aquellas personas que, como yo, se vayan a un viaje de duración inferior a una semana, en una ciudad cosmopolita en la que hay que andar mucho y con unas temperaturas de finales de otoño (18-22ºC).
Primero de todo hay que tener claro que no hay que cargar la maleta de ropa. Para menos de una semana, debería bastarnos y sobrarnos una maleta de mano (de las que se pueden entrar en cabina) y deberíamos llevar lo más básico: Dos pares de zapatos y dos pares de pantalones. ¡Importante lo de los dos pares de zapatos, ya que el pie se puede resentir a una misma suela o se puede descubir que esos zapatos ideales no son tan cómodos como una creía!

El primer día, para el viaje en el avión y la súper caminata inicial que corresponde a querer conocer la ciudad entera en un día, recomiendo llevar la ropa más cómoda: Unos leggins (Calzedonia, p.v.p 20e), un jersey (Pull&Bear) y una camiseta básica de tirantes blancos, imprescindible en cualquier armario y para toda ocasión (H&M).
A mi de este look lo que más me gusta es el jersey con el detalle del lazo, que le da un encantador toque coqueto.

En el segundo día una ya puede relajarse y vestir un poco más de calle y no tan cómoda.Unos jeans skinny (Pull&Bear) y un jersey de punto fino (Zara) serán unas prendas imprescindibles en tu maleta y que te podrán dar cierto toque formal, no tan de "dejada".
Cuando se viaja a zonas más frías en las que te encuentras actualmente, es imprescindible llevar un fular o pañuelo para proteger el cuello. No solo evitará que cojas resfriados o dolores de cuello ocasionados por el cambio de temperaturas o que cojas frío (Si se mantiene la nuca caliente, el resto del cuerpo también lo estará), si no que también permite darle un toque original a aquello que lleves. Cuando viajamos tendemos a usar mucho básicos, así que no te cortes y usa fular de muchos colores y estampados.
 

Una sudadera, como esta de Zara (p.v.p 15e - Rebajas), combinada con una camisa consigue un conjunto cómoda per a la vez estiloso. A mi, personalmente, me encantan las camisas y me siento muy cómoda usando una, así que cuando usé una camisa (Zara) combinada con una sudadera y me lancé a patear calles y calles estuve maravillosamente cómoda y calentita. Además, esta sudadera en concreto esta hecha de un material similar al neopreno, así que pude tirarme en la hierba a descansar sin miedo a mancharme.

 La camisa en cuestión me encanta y es uno de los must de mi armario. ¡Es muy importante tener una camisa blanca en tu fondo de armario! Siempre te ofrece un toque elegante y cierto aire de inteligencia... en otras palabras, si sabemos llevarla bien, ¡las mujeres en camisa blanca estamos tremendamente sexies! Y ya si tienen un detallito, como este bordado, ni te cuento.

  Por último, recordaros que no hay que tener miedo a repetir la ropa. En un viaje hay que evitar llevar peso en exceso y, sobretodo, ocupar espacio inecesariamente que seguramente, una vez hayas comprado los souvenirs, te hará falta en un futuro. Es prácticamente obligatorio repetir modelito, pero podéis combinar la ropa de otra manera, así que es altamente recomendable llevar ropa que combine entre si. Como se puede ver en la foto a continuación, combiné el modelito del segundo día con la camisa que usé para el tercero... y el resultado me gusta casi más que los looks originales: 


¡Y hasta aquí la función de hoy! Gracias por estar una semana más entre el público.

¡Nos vemos la semana que viene!

P.D: Si alguien está pensando en viajar próximamente a Viena, que contacte conmigo y yo podría darle algún que otro consejillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario